Bienestar emocional, Burnout, calidad de Vida, Estrés, Terapia y Bienestar

¿Qué es el Síndrome de Burnout o Síndrome del quemado?

Imagen relacionadaEn 1974 el psiquiatra Herbert J. Freundenberger, quien trabajaba en una clínica para toxicómanos en Nueva York observó que la mayoría de los voluntarios después de un año de trabajar sufrían de una pérdida progresiva de energía, hasta llegar al agotamiento, síntomas de ansiedad y depresión, así como desmotivación en su trabajo y agresividad con los pacientes. A raíz de estos hallazgos explicó: el burnout, es fallar, desgastarse o sentirse exhausto, debido a las demandas excesivas de energía, fuerza o recursos.

Es lo que pasa cuando un miembro de una organización por las razones que sean y luego de muchos intentos se vuelve inoperante.  En ese momento fue  cuando se introdujo el término burnout por primera vez en la literatura médica.Resultado de imagen de burnout

En la década de los ’80s la psicóloga Cristina Maslach de la Universidad de Berkeley, California en Estados Unidos de Norteamérica, retomó el término utilizado por Freundenberger, para definir el síndrome de agotamiento profesional o burnout.

El Síndrome Burnout

Se define como “una respuesta a un estrés emocional crónico cuyos rasgos principales son el agotamiento físico y psicológico, una actitud fría y despersonalizada en la relación con los demás y un sentimiento de inadecuación en las tareas que se ha de realizar” (Maslach & Jackson, 1981).

Resultado de imagen de burnoutA pesar de las diferencias entre algunos de los autores, se han identificado los elementos comunes y esenciales del concepto:

  • Es aplicable sólo a trabajadores de servicios de ayuda, es decir, a aquellos que se utilizan a sí mismos como herramienta en el trabajo con otros (Farber, 1991).
  • Es un elemento común, la sensación subjetiva de ausencia de apoyo y feedback en sus esfuerzos por ayudar a otros (Farber, 1991).
  • Se asocia con la sobreimplicación por parte del profesional, lo que aumenta las posibilidades del sentido de fracaso, deterioro de la salud mental y deseo de abandono del trabajo, entre otras (Koeske & Kelly, 1995)

Por la elevada frecuencia con la que se presenta  el Síndrome de Burnout, que  también se conoce como Síndrome de desgaste profesional y síndrome de fatiga en el trabajo, Sindrome del quemado, entre otros;  en el año 2000 la Organización Mundial de la Salud,  lo calificó de riesgo laboral.