Bienestar emocional, Burnout, calidad de Vida, Estrés, Terapia y Bienestar

¿Qué es el Síndrome de Burnout o Síndrome del quemado?

Imagen relacionadaEn 1974 el psiquiatra Herbert J. Freundenberger, quien trabajaba en una clínica para toxicómanos en Nueva York observó que la mayoría de los voluntarios después de un año de trabajar sufrían de una pérdida progresiva de energía, hasta llegar al agotamiento, síntomas de ansiedad y depresión, así como desmotivación en su trabajo y agresividad con los pacientes. A raíz de estos hallazgos explicó: el burnout, es fallar, desgastarse o sentirse exhausto, debido a las demandas excesivas de energía, fuerza o recursos.

Es lo que pasa cuando un miembro de una organización por las razones que sean y luego de muchos intentos se vuelve inoperante.  En ese momento fue  cuando se introdujo el término burnout por primera vez en la literatura médica.Resultado de imagen de burnout

En la década de los ’80s la psicóloga Cristina Maslach de la Universidad de Berkeley, California en Estados Unidos de Norteamérica, retomó el término utilizado por Freundenberger, para definir el síndrome de agotamiento profesional o burnout.

El Síndrome Burnout

Se define como “una respuesta a un estrés emocional crónico cuyos rasgos principales son el agotamiento físico y psicológico, una actitud fría y despersonalizada en la relación con los demás y un sentimiento de inadecuación en las tareas que se ha de realizar” (Maslach & Jackson, 1981).

Resultado de imagen de burnoutA pesar de las diferencias entre algunos de los autores, se han identificado los elementos comunes y esenciales del concepto:

  • Es aplicable sólo a trabajadores de servicios de ayuda, es decir, a aquellos que se utilizan a sí mismos como herramienta en el trabajo con otros (Farber, 1991).
  • Es un elemento común, la sensación subjetiva de ausencia de apoyo y feedback en sus esfuerzos por ayudar a otros (Farber, 1991).
  • Se asocia con la sobreimplicación por parte del profesional, lo que aumenta las posibilidades del sentido de fracaso, deterioro de la salud mental y deseo de abandono del trabajo, entre otras (Koeske & Kelly, 1995)

Por la elevada frecuencia con la que se presenta  el Síndrome de Burnout, que  también se conoce como Síndrome de desgaste profesional y síndrome de fatiga en el trabajo, Sindrome del quemado, entre otros;  en el año 2000 la Organización Mundial de la Salud,  lo calificó de riesgo laboral.

Bienestar emocional, calidad de Vida, Coaching, Mindfulness, Terapia individual, Terapia y Bienestar

El desarrollo personal y profesional de la inteligencia emocional es uno y el mismo.

Resumen del artículo de D. Golemann*, traducción libre.

El cerebro no distingue entre nuestras vidas personales y profesionales.

En general, nuestinteligencia-emocionalras debilidades tienden a seguir siendo las mismas en el hogar y en el trabajo, surgiendo de manera similar a pesar de los diferentes contextos. Por lo tanto, cuando desarrollamos competencias de inteligencia emocional, los beneficios impregnan TODOS los aspectos de nuestras vidas. La autoconciencia emocional es un primer paso crítico para mejorar la IE[1] e iniciar un cambio conductual positivo.

Esta toma de conciencia es un catalizador para comenzar a equilibrar las emociones con más regularidad, para prevenir estallidos y, finalmente, para ser más eficaces y compasivos en su comunicación.

Debemos pensar en la inteligencia emocional de una manera holística. El coaching ejecutivo convencional no siempre es tan transformador como podríamos esperar. El asesoramiento que se dirige a toda la persona, incluidos nuestros objetivos personales y profesionales, los problemas en el hogar y en el trabajo, y nuestros valores y pasiones, es mucho más probable que arroje ideas productivas y cambios duraderos.

Si bien algunas competencias (como la orientación hacia el logro o la conciencia organizacional) pueden ser más exclusivas para el ámbito profesional. Los siguientes cuatro aspectos de la IE son omnipresentes en nuestras vidas en el hogar, en el trabajo y en cualquier otro lugar:

  • Conciencia de sí mismo
  • AutogestiónObservador Interno
  • Conciencia social
  • Gestión de relaciones

Al comprender la inteligencia emocional en términos de nuestras experiencias como personas (cónyuges, padres, amigos), y no solo profesionales, podemos reconocer más fácilmente los patrones en nuestro comportamiento y tomar medidas de mejora que impregnen todas nuestras relaciones.

https://www.linkedin.com/pulse/your-brain-home-work-daniel-goleman/

[1] IE: Inteligencia Emocional

Bienestar emocional, calidad de Vida, Coaching, Terapia y Bienestar

Trabajar con un coach…

coach“… Es una de las maneras más impactantes de cultivar más fortalezas en las competencias de Inteligencia Emocional (EI). ” Es lo que dice Daniel Goleman en su artículo The Benefits of Coaching…and Being Coached,   para Korn Ferry .  Dice Goleman, que los líderes de cualquier nivel pueden beneficiarse de los comentarios de un coach. Un coach puede ayudarnos a reconocer patrones en nuestro comportamiento que de otra manera no conoceríamos, y puede guiarnos en el desarrollo de nuevas formas de manejar las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones. … también puede ayudarnos a “despegar” los hábitos improductivos y proporcionar motivación a medida que encontramos obstáculos. La capacidad de un coach para proporcionar una orientación y retroalimentación objetiva y altamente personalizada, hace una diferencia fundamental en el desarrollo a largo plazo de las competencias de Inteligencia Emocional.   y puede tener una influencia perdurable en un líder, incluso mucho después de que se complete el proceso formal de coaching, ya que el líder dispondrá del acceso a su propio coach interno, a través de los hábitos y competencias positivas que ha desarrollado”.

Según una investigación publicada en Frontiers in Psychology en 2016,  citada por él, muestra que el coaching efectivamente mejora el rendimiento y respalda el logro y la satisfacción de los objetivos del propio coachee[1].

El articulo completo: https://www.kornferry.com/institute/emotional-intelligence-coaching-mentor.

 

 

[1] Persona que recibe el proceso de coaching.

Bienestar emocional, Estrés, Mindfulness

Desarrollando Nuestro Observador interno

El desarrollo del observador interno o de la conciencia testigo como también se le conoce no es otra cosa que el desarrollo de la atención plena.  En Yoga se conoce la conciencia testigo como sakshi. Y se describe como un proceso de des-identificación y desapego respecto a las propias vivencias. Supone conectar con una parte de nosotros que no se ve afectada por lo que pensamos y sentimos. El camino hacia esta conciencia testigo u observador es el Mindfulness, que implica una continuada presencia en el ahora. Sigue leyendo “Desarrollando Nuestro Observador interno”

Bienestar emocional, Mindfulness

Articulo de la Vanguardia

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20170327/421220248157/la-base-de-un-cerebro-sano-es-la-bondad-y-se-puede-entrenar.html?utm_campaign=botones_sociales

Bienestar emocional, Terapia de Pareja, Terapia individual

El Diálogo Consciente

El diálogo consciente, puede considerarse una práctica de Mindfulness interpersonal, en donde otra persona está involucrada junto con nosotros en la experiencia de estar presente frente la realidad de ese intercambio tal cual es. Dialogar con conciencia plena implica hablar y escuchar de un modo particular a la otra persona. Como toda práctica de Mindfulness, implica la disposición a prestar atención al fluir de la experiencia en el momento presente sin juzgar.

Las personas que realizan esta práctica suelen coincidir en que genera una experiencia de reciprocidad, aceptación y conexión con el otro más profunda que la que obtenemos de dialogar según nuestros patrones habituales.

¿Cómo se hace?

Sigue leyendo “El Diálogo Consciente”

Bienestar emocional, Estrés, Terapia individual

¿Qué es el estrés crónico?

Según la American Psychogical Association, APA. El estrés crónico,  es el estrés agotador que desgasta a las personas día tras día, año tras año. El estrés crónico destruye al cuerpo, la mente y la vida;  nos destruye mediante el desgaste a largo plazo.

Es el estrés de la frustración continua, de la pobreza, las familias disfuncionales, el de verse atrapado en un matrimonio infeliz o en un empleo o carrera que no nos gusta. Es el estrés que los eternos conflictos étnicos, religiosos o políticos, que afecta a los habitantes de esos países. Algunos tipos de estrés crónico provienen de experiencias traumáticas de la niñez que se interiorizaron y se mantienen dolorosas y presentes constantemente. Sigue leyendo “¿Qué es el estrés crónico?”

Estrés, Mindfulness

Algunas recomendaciones para combatir el estrés

El estrés es una capacidad natural que todos los mamíferos compartimos. Se trata de un mecanismo que nos permite sobrevivir a las demandas de la vida en este mundo, con sus peligros y amenazas. Si los humanos no tuviéramos la capacidad de estresarnos no podríamos sobrevivir. Una definición clásica de la teoría de los sistemas de evaluación cognitiva, de Lazarus y Folkman, nos dice que el estrés es:

nemo1
...el resultado de la relación entre el individuo y el entorno, evaluado por aquel como amenazante, que desborda sus recursos y pone en peligro su bienestar. Lazarus y Folkman, 1989.

El estrés no siempre tiene consecuencias negativas, en ocasiones su presencia representa una excelente oportunidad para poner en marcha nuevos recursos personales, fortaleciendo la autoestima e incrementando las posibilidades de éxito en ocasiones futuras.

De que depende la aparición del estado subjetivo de malestar o distrés?
La aparición del malestar o distrés, depende de la percepción que tenga el individuo de la situación y de sus propios recursos. Lo cual tendrá un papel determinante en el desencadenamiento o no de la reacción de estrés.

Existen algunas estrategias que podemos seguir a nivel personal para combatir el estrés,

 1-Conocerse a sí mismo.

  • Es importante conocer nuestro  nivel de estrés y las causas del mismo. Estar atento a las señales de alarma.
  • Reconocer cómo nos enfrentamos al estrés. ¿Practicamos  conductas perjudiciales como fumar, beber o comer alimentos inadecuados para controlar el estrés?
  • ¿Somos Proactivos?

2-Cuidar la dieta:

  • Comer sano,
  • Usar el tiempo de comer como momento de descanso y ruptura con sus actividades profesionales.
  • Aprovecha la comida para hacer vida social y familiar.
  • No abuses del alcohol, café o cigarrillos.

3-Descanse:

  • Duerme lo suficiente, en torno a ocho horas
  • Toma vacaciones y fines de semana como tiempo de ocio y descanso.
  • Fomenta las relaciones sociales como alternativa al trabajo.
  • Deje el trabajo en la oficina (tanto los papeles, como las preocupaciones).

4-Ejercicio físico:

  • La práctica moderada de algún deporte o ejercicio físico nos ayuda a relajarnos
  • Caminar todos los días al menos treinta minutos.
  • Utiliza las actividades de ejercicio físico para airearte (naturaleza) y airear los pensamientos charlando relajadamente con familiares o amigos.

5-Organización:

  • Establece reglas de estricto cumplimiento, como por ej. desconectar el teléfono móvil al llegar a casa, o determinar ciertos horarios para responder llamadas. Comuníquelas a los demás para que no haya conflictos y todos sepan a qué hora pueden llamarlo.
  • Organiza tu tiempo y actividades, estableciendo horarios.  Es fundamental para poder descansar, no estar preocupados, no sufrir continuos sobresaltos, olvidos importantes, etc.
  • No llegue tarde a las citas, teniendo en cuenta los pequeños retrasos habituales para estar a tiempo.
  • Crea una lista de asuntos pendientes, estableciendo prioridades.

6-Solución de problemas y toma de decisiones:

  • No dejes pasar los problemas: afróntalos de una manera más activa o más pasiva, pero decidiendo qué es lo mejor en cada caso.
  • Toma decisiones siguiendo un proceso lógico: planteamiento del problema, análisis de alternativas (pros y contras), elección de la menos mala. No volver atrás,etc.
  • Deja de analizar continuamente el problema o las alternativas, esto produce ansiedad.

7-Interpretación de situaciones y problemas:

  • Evita ser catastrofista.
  • Si estas nervioso, entender que es natural, la ansiedad es tan natural como el miedo, la alegría o el enfado, y no nos preocupemos aún más porque estamos activados o nerviosos.
  • Actúa con naturalidad, no evitar los problemas, no estar preocupados por lo que los otros puedan pensar de nosotros o de nuestro problema.
  • Ante la ansiedad, seamos compasivos con nosotros mismos y con los demás.
  • No añadas elementos accesorios al problema.

8-Atribuciones y autoestima:

  • Si hemos hecho bien una cosa, reconozcamos nuestra propia autoría y felicitémonos por ello (no ha sido la suerte, sino nuestro esfuerzo y nuestra capacidad)
  • Si hemos hecho mal una cosa, no negar o ignorar la situación, reconozcamos que hemos actuado mal en esta ocasión, debemos analizar nuestros errores y corregirlos, sin culpas, sin pensamientos negativos sobre uno mismo.
  • Es bueno querernos y tratarnos bien.

9-Relaciones con los demás: pareja, amigos, compañeros, familia, etc.

  • Reforcemos las conductas positivas de las personas de nuestro entorno, con aprobación, halagos, sonrisas, pequeños detalles, etc.
  • Corrijamos las conductas negativas de las personas de nuestro entorno, dándoles la información a tiempo y nuestra desaprobación, pero sin pleitos o reclamos, sin culpas, ni otros castigos
  • No saquemos continuamente los problemas del pasado, las culpas de los demás.
  • Aprender a decir no, ya que aun cuando nos cueste mucho; sabemos que es mejor decir “no”
  • Recordar siempre que una pareja en crisis intercambia muchos castigos y pocos refuerzos, justo lo contrario de una pareja sin problemas.
  • Practicar nuestras mejores habilidades sociales

10-Entrenamiento específico en técnicas de control de ansiedad y estrés:

  • Practicar Mindfulness.
  • Realizar ejercicios de estiramientos y relajación.
  • Aprender y practicar técnicas de gestión emocional.

11-Pedir apoyo profesional.

  • Pedir y aceptar ayuda terapéutica mejora la capacidad para controlar el estrés.